Argentinos X La Musica

Punto De Opinion Sobre NUESTRA MUSICA!

Posts Tagged ‘cordera’

Cordera: amor no es coger

Posted by Andréloac en 02/12/2009

El sábado Gustavo Cordera llevó de gira a la reencarnación solista del cantante de Bersuit Vergarabat, que ahora es una personalidad intimista, confesional y vulnerable.

Gustavo Cordera no bajó un cambio: directamente cambió el bondi barullero y obsceno de las giras de Bersuit Vergarabat por un auto familiar con el cual recorre nuevas planicies, más familiares, más emotivas, más pulcras. El sábado por la noche el cantante se presentó en el Teatro Español de Azul y ofreció un concierto renovado y con una generosa cuota de energía femenina sobre las tablas.

El proyecto solista de Cordera no se resume a la simple edición de un disco en solitario (Suelto, 2009): es evidente que durante un par de años este barco va a ser la única prioridad del cantante. Y el concierto del sábado permite suponer que el tiempo, energía y capital invertidos en el armado del grupo pueden provocar resultados dulces.

La formación que acompañó a Cordera mostró momentos interesantes. La banda ostenta una marcada presencia femenina, con Stella Céspedes (hermana de Pepe y esposa de Cordera), Cecilia Sbarbati y Daniela González jugando un rol central en los coros, y la angelical presencia de Lisina Picón en teclados. En general se pudieron oír buenas resoluciones en los arreglos (se destacaron el percusionista Matías Ruiz, el experimentado guitarrista Gilberto Pirizprudente y la resolución simple y segura del bajista Jose Oreggioni), que contribuyeron a generar una atmósfera decididamente acústica para las canciones del debut solista de Cordera. Y dio la sensación de que no podrían haber sido mejor interpretadas, ni mejor ubicadas que en un teatro tan delicado y pulcro como el Español.

Telón abierto

El concierto del sábado comenzó pasadas las 22 y se extendió por un plazode dos horas. Comenzó con toda la banda sobre el escenario interpretando “Aprendí a esquivar”, la apertura de Suelto, mientras se corría el telón. El aire épico de la canción resultó inmejorable para poner al público, unas ciento cincuenta personas, en clima de concierto delicado. Y la vestimenta del cantante le debe haber resultado extraña: Cordera no lucía esos pijamas bizarros de la Bersuit, sino que calzaba jeans, zapatillas, remera y hasta un pañuelo envolviéndole la pelada, como si quisiera mostrar un personaje completamente distinto al que interpretó sobre los escenarios durante los últimos veinte años.

Después de la apertura sonaron “Me la juego a morir” (primer corte de difusión de Suelto, cargada de ritmo y cierta energía bailable), “Tan cerca” (melodía acústica de aires sanadores y cargada de un in crescendo), “Aprendió a volar” (una canción sustentada sobre rítmicas de bossa nova) y “Ansiedad de buscar” (una de las mejores interpretaciones de la noche).

El recorrido por Suelto continuó con “Volátil” (momento denso del concierto), “Almas armadas” (ajustada descripción del vacío post ruptura de pareja), “Mas allá de la oscuridad” (interpretada con una versión más chica y “misteriosa” de la banda, sin coros y con una presencia destacable de los teclados y la percusión), “Mensajera” (un bolero up tempo cuya letra habla de “voces ancestrales” recorriendo un cuerpo). La última canción del disco interpretada fue “Confío”, un momento de aires folks que describe “un viaje de aventura a la intensa soledad”.

La reinvención de los pijamas

Después de hacer sonar a diez de las once canciones de su debut como solista, Cordera le dio el gusto a la gente, no si advertir antes que le parecía extraño “que la gente quiera aferrarse al pasado y no se atreva a experimentar el futuro”. Entonces interpretó algunas versiones delicadas de canciones de la Bersuit: “Madre hay una sola” (casi en formato fogón), “El viento trae una copla” (ésta y la anterior en formato pequeño: sin coros y a cuatro guitarras acústicas), y el clásico “Mi caramelo” (con arreglos que le aportaron más ritmo que la original).

Y después del pasado, Cordera mostró algunas puntos de lo que se vislumbra en su futuro: sonaron los inéditos “La lluvia” (de melodía con reminiscencias de canción infantil), “Huguito” (homenaje alegre a un amigo recientemente fallecido) y “Se cae” (una especie de ranchera con arreglos progresivos donde Licina Picón se luce con la melódica).

¿Bersuitización a futuro?

Los bises fueron una cumbia que se fue enganchando con otras melodías y que duró alrededor de diez minutos, en los que por momentos la banda parecía improvisar. Luego llegó el único momento en que el grupo se pareció a un grupo de covers de la Bersuit, durante la interpretación del cuarteto “Sencillamente” en una versión calcada a la original. Y ante la demanda del público hicieron una canción más, repitiendo el inédito “Asalto de cumbia” (promesa de hit argentino para 2010/11).

Si esta canción aparece en el próximo disco de Cordera, el gesto podría ser entendido como un regreso a los aires bersuiteros. Pero allí se terminan los puntos en común: el Cordera de antes le cantaba a jóvenes divertidos y sensibles con ganas de vivir una noche de fiesta, mientras que el de ahora apuntando sus arpones hacia la señora que mira novelas vespertinas y tiene la necesidad de emocionarse durante un momento de tranquilidad doméstica.

El repertorio ofrecido por Cordera lo ponen en un rol intimista, de tono confesional y perfil tierno, como si buscara la conexión con el lado vulnerable del corazón de sus espectadores. Las raíces orilleras y la presencia de las sonoridades latinas se mantienen como un vínculo melódico con su trayectoria pasada, pero la intensidad de Suelto pasa más por la parte espiritual del corazón. Y no tanto por la pasión o la sangre.

Bajo un concepto positivo y reconciliador, Gustavo Cordera formó una banda con la que parece querer perdonarse sus pecados y arreglar los errores del pasado. El cantante calvo salió a predicar con semillas generadas en un rapto de inspiración cariñosa y mística, y es probable que haga crecer flores, espirituales, en el desierto.

Fuente: rock.com.ar

Anuncios

Posted in Gustavo Cordera | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Ser o no ser solista es una cuestión rockera

Posted by Andréloac en 14/03/2009

Argentinosxlamusica

Ciro Pertusi dejartá esta semana Attaque77, la banda que lideró por 20 años, y Gustavo Cordera saca su disco solista sin desarmar la Bersuit.

En 2004, con su habitual poder de síntesis y visión para el impacto mediático, el Indio Solari, recién bajado del tren sin freno en el que se había convertido Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, dijo una y otra vez que él era “la estampita” de la banda; algo así como la figura iluminada por un par mil en la que las multitudes depositan sus fantasías y demás expectativas extramusicales. “No sé por qué hay una estampita más grande que otra dentro de una banda. A lo mejor sea por el tema de que uno es cantante y mientras las guitarras tienen que pasar por un aparato y por más seteo que tengan siempre suenan a guitarras eléctricas, las voces, como la de Andrés [Calamaro], la de Iorio, la de Cerati o la mía, son sellos inconfundibles.”

Cinco años más tarde, aquí están entonces las estampitas del rock argentino, los más buscados por los fans, por las groupies, por los promotores y también por las empresas necesitadas de una figura reconocida para promocionar lo que sea (una cerveza, una señal de cable, un celular o un disco). Surgidos del seno de un grupo de jóvenes con el mismo hambre de sexo, drogas y rock and roll (o gloria, dinero y fama, según el caso), estos artistas sin red sobresalen entre sus compañeros por tamaño acto y caen (o se tiran de cabeza) en la tentación del proyecto solista.

Llegado el momento, ser o no ser solista es un dilema que la gran mayoría de los cantantes, de las figuritas difíciles del rock de acá, enfrentan para bien o para mal. Si bien la historia se repite desde Litto Nebbia (quien sacó su primer disco solista antes de la separación de Los Gatos) hasta nuestros días, en los últimos años los mayores referentes del rock argentino (todos ellos mayores de 40 años, líderes de las bandas más convocantes) han pasado de uno a otro lado de la línea, con mayores o menores resultados tanto artísticos como comerciales.

Mientras Gustavo Cordera, cantante de Bersuit, ya tiene listo su debut solista con el que cruzará la línea, pero sin separarse de su banda (como ya lo ha hecho Juanse con Ratones Paranoicos), Ciro Pertusi confirmará el martes su alejamiento de Attaque 77 a través de un comunicado en conjunto con la banda, y una futura carrera en soledad se asoma en el horizonte.

Por su parte, la banda que a fines de los años 80 presentó el punk ramonero en el país continuará su marcha (aseguran que a mediados de año editarán un nuevo álbum) con Mariano Martínez como vocalista. “Hace tiempo que Mariano viene ganando protagonismo en la voz. Ya venía cantando en varios discos”, dijo recientemente el manager de Attaque 77, Mundy Epifanio, con el objetivo de descartar la posibilidad de que alguno de los ex integrantes del grupo vaya a ocupar el lugar de Pertusi.

Al mismo tiempo, de confirmarse los rumores acerca de otro desprendimiento del grupo Los Piojos (tras la partida de Pity Fernández el año pasado, el otro guitarrista histórico de la banda, Tavo Kupinski, podría irse también luego del show que ofrecerán en el festival Quilmes Rock, el 4 de abril), probablemente sea el empujón que le faltaba al cantante Andrés Ciro Martínez para sumarse a la lista de solistas.

“De unos años a esta parte no dejan de preguntarme cuándo voy a grabar un disco solista. Después del parate que hicimos con Los Piojos en 2005, empecé a pensar que si quería podía hacer algo parecido, pero nunca moví una ficha en esa dirección. Fueron casi veinte años de estar en el mismo proyecto y ahora entiendo que puedo hacer otra cosa, que la vida sigue más allá de la banda. Si quiero empezar con otro proyecto puedo componer, lo sé, puedo hacer mi proyecto, mi disco, que comprará más o menos gente, seguramente menos, pero de todas formas ahora puedo sentirme bien con esa idea”, dijo por aquel entonces el cantante piojoso.

No tan solo

“Fue una idea que surgió de la banda -dice Gustavo Cordera sobre la próxima edición de su debut solista, mientras ensaya con el resto de Bersuit para el show del 9 de abril en el Luna Park-, se fue desplegando al notar que estábamos teniendo una relación de pareja de muchos años. Necesitábamos un aire y salió la idea de desarrollar un proyecto que permitiera que cada uno de nosotros tuviera un disco solista, pero presentado de alguna manera por Bersuit, que es nuestra casa, nuestro refugio y el organismo vivo que está impulsando esta historia.”

Con este plan, el año pasado se editó el primer disco solista de Juan Subirá, compositor y tecladista de Bersuit; de la misma forma llegará en mayo el álbum de Cordera y ya están en carpeta los trabajos de los guitarristas Alberto Verenzuela y Oscar Righi. “Somos muchos los que componemos en la banda, y por eso el reservorio de temas que tiene cada uno de los integrantes se agrandó con los años. Lo mejor de todo es que, en cierta forma, esto permitió que haya como una refundación de la banda también. Después de todos estos trabajos solistas, nuestro encuentro como grupo es más relajado, cada uno pudo liberar cosas que tenía pendientes”, concluye Cordera, que además adelanta que las canciones escogidas para el primer CD firmado con su nombre y apellido tienen otra característica que las canciones de Bersuit. “La idea fue hacer un disco más sensible, con temas de amor… Sin duda el disco es una gran historia de amor.”

-¿Construir con el tiempo una carrera solista es una posibilidad?

Cordera: -Después de los shows de abril y mayo con Bersuit [se realizarán las noches de luna llena, en el Luna Park], la intención es presentar las canciones del disco solista, pero seguramente incidirá la repercusión que tenga en la gente. La vida de este proyecto, y de los otros dentro de la banda, va a estar como una cosa offside de Bersuit.

 

-Andrélo-

(Fuente: La Nacion)

Posted in Novedades | Etiquetado: , , , , , , | Leave a Comment »