Argentinos X La Musica

Punto De Opinion Sobre NUESTRA MUSICA!

Bersuit y Los Piojos: ¿el cierre de un ciclo?

Posted by Andréloac en 15/05/2009

Las ausencias temporarias de ambas bandas pueden llegar a marcar el fin del rock de los noventa y, a la vez, abrir la puerta a otra etapa con nuevos, refrescantes y necesarios nombres.
bersuitCon escasos meses de diferencia, tanto Bersuit Vergarabat como Los Piojos comunicaron públicamente la decisión de tomarse un descanso por tiempo indeterminado, aclarando además que este anuncio no era sinónimo de separación.
El tan mentado agotamiento, como motivo principal entre otros, que ambas bandas adujeron a la hora de las razones de este “parate” es totalmente comprensible cuando transcurren tantos años de grabar discos y ofrecer shows de manera casi ininterrumpida.
Más allá del inminente despegue solista de Gustavo Cordera, lo cierto es que tanto Bersuit como Los Piojos iniciarán en breve unas merecidas vacaciones sin fecha precisa de regreso. La noticia, pero especialmente la incertidumbre de no conocer con exactitud cuándo volverán al ruedo, provocó una lógica desazón en sus millares de seguidores que se sienten, de alguna manera, algo así como desamparados.
De todos modos, y analizándolo fríamente, en lugar de alarmarse o amargarse sería bueno pensar que “parar la pelota” por un rato largo es algo muy saludable para ambos grupos. ¿Se imaginan el fiasco de ponerse en piloto automático y seguir grabando o dando conciertos sin ideas frescas, repetitivos y escuchando por años y años propuestas sin variantes, con el peligro de que las relaciones entre sus miembros se resquebrajen a tal punto de no quererse ver nunca más las caras? Las trayectorias y los públicos bersuiteros y piojosos respectivamente no se merecen un final tan triste y decadente.
Por eso, quizás lo mejor sea dejar pasar el tiempo y, cuando los músicos lo dispongan, aguardar que ese reencuentro rinda sus frutos.
Sin ánimos de querer hacer futurología, puede llegar a suceder que el hecho de cambiar de aire y de despejar la mente aporte el impulso y la oxigenación necesarios para un regreso triunfal, duradero y, sobre todo, renovador. Pero atención que también puede darse la posibilidad de que en esa instancia de retorno los músicos aún no hayan recuperado la chispa o la magia que lograban juntos y la tan esperada vuelta se dilate aún más, decidan juntarse igual con el riesgo de dejar un recuerdo nefasto o patético, o ¿quién sabe? separarse para siempre. Sólo el tiempo y las circunstancias tendrán la última palabra.
Una de las máximas consecuencias de esta ausencia temporaria es que se trata de dos de las agrupaciones (la otra es La Renga) más convocantes y además principales animadoras del rock argentino de la última década que, casualidad o no, dejan un enorme espacio vacío casi en simultáneo. Independientemente de la duración de estas “licencias” y de lo que suceda con Los Piojos y La Bersuit en el futuro, ¿no estaremos en presencia del cierre de un ciclo? ¿Habrá tocado su techo eso de mixturar al rock con la murga, la cumbia y demás ritmos latinos que, en algunos casos, lo desnaturalizó y hasta le perdió el respeto? ¿El rock chabón y la cultura del aguante firmaron quizás su certificado de defunción? En síntesis, ¿no habrá caído el telón final y definitivo para el llamado rock nacional de los noventa?
De ser así, esto no debería sorprendernos; siempre hubo algún hecho (un disco, un show, la aparición de una banda o la separación de otra, la irrupción de una estética o la siempre influyente realidad social entre muchos factores) que marcó un antes y un después en las diferentes etapas de nuestro querido rock argentino. Quizás estemos en medio de esa transición y muchos aún no se dieron (o no quieren darse) cuenta.
El otro corolario producto de la decisión adoptada por ambos destacados grupos puede llegar a ser sumamente positivo, desde el momento en que ese espacio vacío mencionado anteriormente puede ser aprovechado por numerosas bandas nuevas que, desde hace mucho tiempo, vienen pidiendo pista para mostrar lo suyo ante el gran público.
Es verdad que hay pocos lugares para tocar, que muchos productores prefieren ir a lo seguro antes de arriesgarse por unos desconocidos, que algunos colegas periodistas no demuestran demasiado interés por el indie y que en algunas discográficas grandes, además de la crisis que todo lo afecta, impera un insoportable perfil conservador que parece haberle dado la espalda a aquel viejo espíritu  exploratorio y aventurero de antaño, en que se sumergían en las profundidades del under en busca de nuevos talentos. Pero sería sumamente auspicioso que de una vez por todas noveles y jóvenes nombres tengan su merecida oportunidad. ¿Quién sabe? A lo mejor entre ellos están los sucesores de Los Piojos y La Bersuit (o incluso alguien más talentoso) y todavía no nos enteramos.

Fuente: Fuera De Sektor Por Gabriel Hernando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: